Talleres

Curso Taller de sanación, Invocación y trabajo Holístico con Ángeles

INTRODUCCIÓN


Nuestro Dios padre, nos protege, guía y ayuda en nuestra humana existencia, a través de todas sus Jerarquías Celestiales.


Este Curso consta de 3 niveles y Maestría.


1er. Nivel - Nos capacita para Sanarnos a nosotros mismos.
2
do. Nivel - Nos permite Sanar a otros.
3
er.  Nivel - Abarca un trabajo general, no solamente de Sanación, sino que nos                           permite limpiar influencias negativas de personas, lugares, inmuebles,
                 muebles, cosas, buscar personas y cosas, alinear chakras, limpiar auras,
                 en fin, todo aquello que se requiera y esté dentro de la Ley de Dios.
                 Incluye ritual de invocación con velas para trabajo con Ángeles o Genios
                 Planetarios.


La Maestría es un reforzamiento y repaso de acuerdo a la experiencia personal del discípulo, entregándose una Iniciación que le permita pasar de Discípulo a Maestro, continuando con la cadena de amor hacia Dios, la humanidad, la naturaleza y el planeta. 


Los aspectos o áreas que se consideran en este trabajo holístico son:

  • Auto Sanación;

  • Sanación al prójimo presente;

  • Sanación a distancia;

  • Solución de problemas sentimentales, de trabajo, de dinero, de amistades, etc.;

  • Averiguación de situaciones propias o entre personas, para así determinar el trabajo a realizar.

  • Desbloqueos, alienación de chakras, limpieza de auras;

  • Invocación de Genios Planetarios o Ángeles;

  • Limpieza de influencia mágica negativa de personas, cosas e inmuebles y Otros.

Radiestesia

pendulo_radiestesia_joya_life.jpg

El trabajo se realiza con un péndulo, a través del cual se canaliza la energía de los Seres de Luz. Es equivalente a la varita de los magos. La radiestesia tradicional usa las energías de la tierra y nosotros usamos las del cielo.
 

Alcance


Normalmente se conoce la radiestesia como una técnica o medio para buscar cosas, hacer consultas para si o no, etc.


En el caso nuestro, haremos muchas cosas más, en un nivel vibracional altísimo, por lo que el ambiente en que trabajemos y nuestro estado debe ser óptimo, con todo el respeto que se merece Dios Padre, para que permita la manifestación de los Seres de Luz, especialmente de los Ángeles. Por lo tanto, además de prepararnos nosotros, debemos preparar el ambiente en que trabajaremos.


Debemos ser muy cuidadosos en el uso del péndulo y la invocación a los Ángeles, ya que se abren Portales Dimensionales a través de los cuales ingresan los Seres de Luz, y sin protección pueden ingresar seres de baja frecuencia. Por consiguiente, debemos protegernos a nosotros mismos, los demás, las cosas y el lugar.

Salmo 91

R.jfif

En voz alta y suave, decimos:


El que habita al abrigo del Altísimo
Mora bajo la sombra del Omnipotente.
Digo yo al Ser Supremo: Esperanza mía y castillo mío; 

Mi Dios en quién confío.
Él me libra del lazo del cazador, de la peste destructora.

Con sus plumas me cubre y debajo de sus alas estoy seguro;

Escudo y adarga es su verdad.


No temo el terror nocturno, ni saeta que vuela de día

ni pestilencia que anda en oscuridad,

ni mortandad que en medio del día destruye.
Caen a mi lado mil, y diez mil a mi diestra; mas a mí no llega.
Ciertamente con mis ojos miro y veo la recompensa de los impíos.
Porque he puesto al Señor, que es mi esperanza,

al Altísimo por mi habitación, no me sobreviene mal

ni plaga toca mi morada.
Pues a sus ángeles manda acerca de mí,

que me guarden en todos mis caminos.


En las manos me lleva para que mi pie no tropiece en piedra.
Sobre el león y el áspid piso, hollarás al cachorro del león y al dragón.
Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libro;
Le pongo en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
Me invoca y yo le respondo; con él estoy yo en la angustia;

Lo libero y lo glorifico.
Lo sacio de larga vida, y le muestro mi salvación. 

En el nombre de Jesucristo

 

Amén, Amén, Amén y Amén.

San Miguel Arcángel

Solicito (Solicitamos), la Protección Divina del Arcángel San Miguel.


Rogamos nos protejas, San Miguel Arcángel,

contra la violencia, el asesinato y el robo.

Presérvanos hoy en tu bondad de la malicia de
hombres pecaminosos y malos.

En tu vigilancia miras por la seguridad y el
bienestar de nuestros hogares y guarda nuestras posesiones.

Mantén siempre bajo tu cuidado especial

¡Oh San Miguel!, todo triunfante, las
fuerzas del orden público contra los crímenes

de los malefactores y defiende en tiempos de peligro

a todos los ciudadanos honestos.

Te pedimos esto a través de Jesucristo Nuestro Señor.

Pues el Señor Dios nos ha encomendado a tus ángeles

para guardarnos en todos nuestros caminos.


           (Se nombra situación o lugar donde más protección se requiera).


San Miguel, Arcángel de Dios, defiéndenos en la batalla

y protégenos contra la maldad y las celdas del Cid Metaliano.


Rezamos humildemente que Dios castigue a los

Seres No Benevolentes y, con el poder de Dios,

le eches Tú Príncipe de las Huestes Celestiales, al hades,

junto con todos los espíritus malévolos

que erran por el mundo
buscando la perdición de las almas.